Hidroterapia-Propiedades Físicas del Agua
Las sesiones de hidroterapia o terapia acuática se realizarán en función de las necesidades que se deban cubrir de manera personalizada para cada paciente posterior a su evaluación médica, ya que como todo proceso de rehabilitación no es una técnica generalizada, sino que debe adaptarse a la persona, la patología y la sintomatología.
Definición de
Hidroterapia
La hidroterapia es la utilización del agua como agente terapéutico, en cualquier forma, estado o temperatura.

Propiedades físicas del agua

Hablar de agua es hablar de vida, y no solo porque es un componente esencial de la estructura y metabolismo de los seres vivos, sino también debido a sus excepcionales propiedades físicas y químicas. En estado puro sus propiedades corresponden con las de un elemento incoloro, inodoro e insípido, algo que a primera vista no resulta muy excepcional. No obstante, posee propiedades físicas que la diferencian sobre el resto de los elementos y que le confieren sus inigualables propiedades terapéuticas.

  • Presión Hidrostática: Cuando introducimos al paciente en el agua, esta ejerce cierta presión sobre el organismo sumergido que es directamente proporcional a la profundidad a la que el cuerpo se sumerge y a la densidad de la misma. Esta presión es la que conocemos como presión hidrostática.
  • Fuerza Flotación: Según el conocido Principio de Arquímedes, “todo cuerpo sumergido en un fluido sufre un empuje vertical y ascendente que es igual al peso del fluido desalojado”. Dicho empuje es la fuerza de flotación. Esto equivale a decir que el cuerpo pierde peso en una cantidad igual al peso del volumen del líquido desplazado.
  • Viscosidad: Al fluir un líquido, lo hace sobre una supuesta capa estacionaria, adherida sobre la superficie del material a través del cual se produce el flujo. Una segunda capa roza con la adherida superficialmente, y ésta segunda roza con una tercera, y así sucesivamente. Dicho roce es el responsable de lo que conocemos como viscosidad. Mientras que en seco la gravedad es la principal fuerza que se resiste al movimiento, en el agua encontramos oposición al mismo en base a su viscosidad, fricción y turbulencia.
  • Densidad: La densidad de una sustancia puede definirse como la relación entre su masa y su volumen, medido en kg/m3. .Ésta aumenta cuando dicho elemento contiene un gran número de sustancias disueltas, como ocurre con el agua del mar. La densidad del agua pura está en torno a 1000 Kg/m3.
  • El cuerpo de nuestros pacientes posee densidades diferentes en función de la heterogeneidad de los diversos tejidos que lo forman. Así, por ejemplo, el tejido óseo es de muy alta densidad mientras que los tejidos muscular, tendinoso y ligamentoso poseen densidades ligeramente superiores al agua. El tejido pulmonar actúa como una cámara de aire de manera que contrarresta siendo mayor la flotación en fase de inspiración.
  • Refracción: El fenómeno de refracción es debido a la propagación de la luz a través de dos medios trasparentes de distinta naturaleza, como son en este caso el aire y el agua. El rayo de luz experimenta una inclinación al entrar en el agua, lo que distorsiona el tamaño de los objetos así como de la percepción de la profundidad del tanque. Esto provoca una cierta incertidumbre en el paciente que le lleva a realizar movimientos más amplios con el objetivo de alcanzar aquellas zonas que percibe como estables para el descanso y evitar hacer sus ejercicios en la zona profunda del tanque.
Es importante que tengamos un ambiente adecuado para el programa de terapia definido por el terapeuta. En Rehabimedic creamos ambientes de Hidroterapia personalizados al espacio, objetivo y al diseño que requiera el terapeuta.

Port Relacionados

Leave a comment

18 + diecisiete =